Negociemos Compartimos conocimientos y experiencias en Negociación

“Las negociaciones suelen ir mejor cuando existe la confianza. Es muy difícil negociar cuando las partes desconfían” – Samuel Jackson

La pandemia es una prueba de carácter que entre otras cosas nos obliga a poner sobre la mesa todos los recursos personales (tangibles e intangibles) que poseemos, entre ellos nuestra capacidad de negociar colaborativamente y gestionar conflictos.

Claro, también nos desnuda y deja al descubierto aquello que nos falta o que debemos mejorar.

Recientemente en Argentina el conflicto entre el Presidente de la Nación y el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, los ha desnudado, los ha dejado expuestos.

No han logrado ponerse de acuerdo respecto de la conveniencia de que los alumnos fueran a las Escuelas, que asistieran de manera presencial.

Quedó en evidencia la falta de confianza y la enorme incapacidad para gestionar un conflicto que afecta a miles de Argentinos, no solo en el presente sino que también quedó afectado el futuro.

Generalmente los conflictos se complican y escalan no por la falta de buenas ideas acerca de como resolverlos sino que el problema es la incapacidad de diseñar y negociar un plan que te lleve del lugar en el que estás al lugar donde deseas estar.

 ¡Buenas ideas no faltan, como llevarlas a la práctica es lo desafiante!

Cuando dos partes en conflicto solo ven su propia realidad y tienen una exagerada propensión a defender su postura y además consideran imposible ponerse de acuerdo, los profesionales de la negociación sugerimos que la pregunta que deben hacerse no es quién tiene la razón, sino atentos a las diferencias existentes ¿cómo se puede avanzar?

En este caso, sentados en la mesa de negociaciones las partes mencionadas más un actor de peso y que no ha sido mencionado pero que juega un papel importante e influye en la decisión del Presidente de la Nación, me refiero al Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, la pregunta que corresponde que se hagan es ¿Cómo podemos, a pesar de nuestras diferencias, lograr un avance concreto para que los Argentinos perciban que estamos gobernando para su bienestar? Asumiendo que el trabajo de los Políticos es ese principalmente.

Cuando las posiciones en una negociación son o parecen ser irreconciliables, siempre hay un punto de acuerdo, en este caso, poner a la Comunidad educativa – Docentes, Alumnado, No Docentes, Madres, Padres, etc.- por encima de las ideas políticas de las partes involucradas, a partir de allí, construir un acuerdo que posiblemente hubiera exigido tender un “puente de oro” para una salida “honrosa” a la parte que hubiera tenido que retractarse o reconducir su accionar. Esto último no es una cosa menor a tener en cuenta, aunque claro está, el precio es pequeño al lado de los beneficios.

Les dejo algunas fotos de las tapas de los diarios a modo de ilustrar lo acontecido.

¡Como siempre les pido, no dejen de hacer sus comentarios! Hasta la próxima

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 ideas sobre ““Las negociaciones suelen ir mejor cuando existe la confianza. Es muy difícil negociar cuando las partes desconfían” – Samuel Jackson”